Una iglesia donde habita la presencia de Dios.

Nacemos como una congregación en Octubre 06 del 2009, ubicados en un local en Petaluma Boulevard, un año antes había sido nombrada por el Pastor Esaú Higueros como Pastora de Zona, en la iglesia de Dios Neopentecostés a la cual pertenezco dándome su cobertura.

Junto a mi esposo el Pastor Alder Mazariegos existía una necesidad dentro de nosotros de hacer algo mas y es así que nace Iglesia Bethel, más que en mi corazón en el de Dios. Pues hemos visto su favor en todo momento que hemos emprendido un desafío.

Somos testigos del crecimiento de la Iglesia que iniciamos dos familias, hoy existen matrimonios, niños, adolescentes, solteros, la Gloria sigue siendo de Dios. Actualmente situados desde hace 3 años en 1330 Ross St, con un local con capacidad máxima de 200 personas. Nos proyectamos para este año 2017 realizar 2 servicios los días domingos.

Nuestra actividad ministerial ha sido predicar dentro y fuera de la iglesia donde se nos han abierto puertas, para llevar el mensaje de la palabra de Dios con poder y milagros.

Nuestra visión es expandirnos para que las vidas sigan conociendo el mensaje de Jesús, usamos los medios de radio, periódico, Internet, redes sociales, oraciones en línea, campañas, congresos en el área,
para DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE. Vidas han sido alcanzadas por diferentes medios.

Actualmente dentro de la iglesia implementamos el Instituto Bíblico donde existe una enseñanza más profunda y minuciosa de la palabra de Dios. Curso de 2 años formando y descubriendo predicadores de la palabra de Dios. Seguiremos adelante. Dios les bendiga. Gracias por visitarnos.

 

Misión & Visión

El objetivo es expandir el reino de Dios, ofrecer a la comunidad una puerta abierta, un lugar seguro, donde habita el Espíritu Santo, donde los milagros están sucediendo, las vidas están siendo transformadas, las familias restauradas, la Gloria del Señor seguirá creciendo día a día.

Deseamos  que la ciudad de Petaluma  vea en este lugar una puerta de Salvación y Esperanza, nuestras oraciones serán por la comunidad y el área de Sonoma, que sepan de Cristo es la Solución a los problemas.

Me despido y espero nos sigan visitando por este medio y prontamente estaremos en otro medio de comunicación. Les estaremos informando. Elsa Reyes Velasco.

LAS BASES DE NUESTRA FE:

1. Creemos en  un Dios y Trino, es decir, en un solo Dios en tres personas divinas y eternas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta doctrina esta revelada en las Sagradas Escrituras. Solo a Dios adoramos, solo a Él damos toda la alabanza, la gloria y el honor, solo a Él rendimos culto, y solo a Él nos dirigimos en oración.

2. Creemos en Dios Padre,  Creador de los cielos y la tierra

3. Creemos en Jesucristo, El unigénito Hijo de Dios, engendrado por el Espíritu Santo y concebido por la virgen María, Dios manifestado en carne; 1 Timoteo 3:16.- Creemos en los milagros que Jesucristo hizo durante su ministerio terrenal y en su vida sin pecado. Creemos que fue crucificado, murió en la cruz por nuestros pecados, fue sepultado. Resucito al tercer día, ascendió a los cielos después de cuarenta días, y se sentó a la diestra del Padre Celestial. Creemos que vendrá por segunda vez, en forma visible, a juzgar a los vivos y a los muertos.

4. Creemos en el Espíritu Santo, Dios santificador, que sella al creyente, lo une a la familia de la fe, mora en él, le da dones y lo guía, Creemos en hablar en nuevas lenguas como evidencia de la llenura del Espíritu Santo. Hechos 2:38 b

5. Creemos en los 66 libros canónicos de la Biblia (39 del Antiguo Testamento Y 27 del Nuevo Testamento), como la Palabra de Dios inspirada y preservada por el Espíritu Santo, única fuente de doctrina, autoridad y  guía para la Salvación. Hebreos 4:12-13

6. Creemos que el ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios, con un alma inmortal, y que por causa de su pecado, vino a estar totalmente separado de Dios. El hombre no puede, por si mismo, restaurar su comunión con Dios.

7. Creemos que Jesucristo cargo el castigo de todos nuestros pecados en la cruz del Calvario, en lugar nuestro, y que su sacrificio fue perfecto y completo.

8. Creemos que para su salvación eterna, el hombre debe arrepentirse de sus pecados y confiar en Jesucristo como único y suficiente Salvador como resultado de ese arrepentimiento debe ser bautizado en aguas. Hechos 2:38

9. Creemos que Dios justifica al hombre solo por los méritos de Nuestro Señor  Jesucristo, solo por su gracia. Creemos que somos declarados justos solo por la fe en Cristo, sin ningún merito de nuestra parte.

10. Creemos que la Sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado, y que si confesamos nuestros pecados a Dios, El nos perdona.

11. Creemos que la fe es la completa confianza en Jesucristo para el perdón de los pecados, la  salvación y la sanidad divina.  La fe es un don de Dios. Hebreos 12:14

12. Creemos que las buenas obras del cristiano son el resultado de la verdadera fe, y que todos los cristianos deben ser activos en  buenas obras. Como cristianos amamos a nuestro Señor con todo el corazón, y con toda el alma y con toda la mente y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

13. Creemos que cada creyente tiene acceso directo a Dios Padre por medio de Jesucristo nuestro Señor y que cada creyente es templo del Espíritu Santo. Somos piedras vivas, casa espiritual y sacerdocio santo para ofrecer ofrendas espirituales aceptables a Dios por medio del Señor  Jesucristo.

14. Creemos que los creyentes en Jesucristo tendrán vida eterna en el cielo, y que los no creyentes irán a condenación eterna en el infierno.

15. Creemos en la Iglesia, cuya cabeza es Cristo, formada por todos los que sinceramente creen en Jesucristo como único y suficiente Señor y Salvador, en la comunión de los santos recordando el sacrificio de nuestro Salvador y hacemos memoria celebrando la Santa Cena. 1 Corintios 11:26

16. Creemos en la responsabilidad de los cristianos en llevar a cabo la gran comisión: ir por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles todas las cosas que Jesucristo nos mando.