¿Porque ponéis los ojos en nosotros?

LECTURA BIBLICA: Hechos 3:11-19.

3:11 Y teniendo asidos a Pedro y a Juan el cojo que había sido sanado, todo el pueblo, atónito, concurrió a ellos al pórtico que se llama de Salomón.
3:12 Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste?
3:13 El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios 
de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad.
3:14 Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, ….

VERDAD CENTRAL: No permitamos que los hombres pongan su mirada en nosotros sino en Cristo Jesús.

INTRODUCCIÓN:
Un gran milagro había sido hecho, tan claro que nadie podía negarlo, era tan evidente, porque el hombre en el cual el milagro había sido hecho era mayor de edad, y por mucho tiempo había estado en ese lugar pidiendo limosna, así es que nadie podía negar eso.

I.- LA ACTITUD DE LA GENTE:
Por naturaleza, nosotros los hombres tendemos a endiosar a los hombres, y lamentablemente no solo a los hombres, sino también a las estrellas, al Sol, a la Luna, las aves, los peces, hasta las serpientes y las piedras, y usualmente se aprovecha cada momento para endiosar alguna cosa, muchos hablan de apariciones, de visiones de sueños, pero para nosotros la Iglesia, nuestra regla y nuestra guía de fe, sigue siendo la biblia, la Palabra de Dios, pase lo que pase alrededor nuestro, no miraremos hacia ningún lugar, sino que mantendremos firme nuestra fe en Dios y en su Santa Palabra.

Como Pedro y Juan habían hecho un gran milagro, la gente comenzó a hacer un análisis de ellos, a pensar más de lo que debían pensar, Quizá pasaba por sus mentes, serán dioses en forma de hombres, serán hombres dotados de algún poder sobrenatural, serán magos, adivinos, hechiceros, ¿Qué serán?, Porque la gente padecía tanto de Idolatría que cualquier actitud era ya considerada un motivo para adorar a esos hombres.

En una Ocasión en una ciudad en Listra, a los Apóstoles se les iba ofrecer sacrificios de animales: Hechos 14:11-13.

En otras ocasiones se pensaba que eran dioses, y en este momento de este gran milagro, cuantas cosas pasarían en la mente de las personas, que Pedro y Juan, tuvieron que poner un algo a esa actitud, Ojala que esa sea la actitud nuestra, cuando alguien comience hablar bien o mal de nosotros. Si cuando alguien habla bien, nosotros le damos la Gloria a Dios, no habrá problema cuando alguien comience hablar mal de nosotros, porque diremos lo mismo, La Gloria es de Dios.

II.- LA ACTITUD DE LOS APOSTOLES:

Cuando los Apóstoles, vieron esa actitud de la gente, tuvieron que actuar, Hechos 3:12 Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros.

Dos cosas importantes:

PRIMERO: ¿Por qué os maravilláis de esto?, esta expresión puede entenderse como: se están maravillando de algo tan sencillo, si estás cosas deben ser normales dentro de nosotros, ya que tenemos un Dios Todopoderoso que hizo los cielos y la tierra, la sanidad divina, fue una promesa de Dios de los principios del trato con los hombres, sino la estamos viendo es porque a causa de nuestro pecado, hemos perdido de vista a Dios, pero Dios está ahí cerca para hacer esos milagros y mucho, más lo único que tenemos que hacer es creer y aceptar en nuestro corazón que eso es lo que Dios quiere hacer regularmente en nuestras vidas.

Como nuestro pecado nos ha alejado tanto de Dios, tenemos que conformarnos con un poquito, Pero ya es tiempo que comencemos a ver las maravillas de Dios y ver las grandes cosas que el Señor desea hacer con nosotros.

1.- Allá en el A.T. cuando el pueblo no tuvo que comer, dice la biblia que por 40 años el Señor hizo descender maná del cielo y con eso los alimentó:

Éxodo 16:35: Así comieron los hijos de Israel maná cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada; maná comieron hasta que llegaron a los límites de la tierra de Canaán.

2.- Cuando pidieron carne, Dios hizo que un viento oriental trajese codornices hacía el campamento, y el campamento se llenó de esa provisión milagrosa de Dios.

Número 11:31: Y vino un viento de Jehová, y trajo CODORNICES del mar, y las dejó sobre el campamento, un día de camino a un lado, y un día de camino al otro, alrededor del campamento, y casi dos codos sobre la faz de la tierra.

3.- Y con la salvación de las almas no se diga, cuando los Apóstoles predicaban, se salvaban, tres mil, cinco mil etc.

Hechos 2:41: Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como TRES MIL PERSONAS.

SEGUNDO: ¿Por qué ponéis los ojos en nosotros?

Cualquiera que no esté bien fundado en la Palabra de Dios, una actitud así de la gente, podría ser un motivo de gloriarse, de llenarse de orgullo y de vanidad, y aprovechar el momento para su propio beneficio, Pero como verdaderos siervos de Dios, debemos saber muy bien, que la Gloria y la honra pertenece solamente a Él

Notemos que ni aún los ángeles, que son más fuertes y poderosos que nosotros, reciben gloria y honra, sino que ellos saben, que la honra y la gloria es solamente para Dios. En dos ocasiones el Apóstol Juan, cuando recibía la profecía de parte del ángel, quiso arrodillarse y adorar al Ángel, pero el Ángel en esas dos ocasiones le dijo: No, si no: ADORA A DIOS.

1. Apocalipsis 19:10: Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. ADORA A DIOS; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

2. Apocalipsis 22:9: Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. ADORA A DIOS

Muchos ya nos quedamos con la gloria de Dios, ya le robamos la gloria a Dios, sabe usted, que ese es el mayor Pecado de Satanás, que siempre ha querido robarle la Gloria a Dios, por eso está como está, y sin duda que si nosotros tratamos de hacer lo mismo, terminaremos como Él, pero quiera Dios que nosotros entendamos que Dios es el único que debe recibir la gloria y la honra.

CONCLUSIÓN:
Para que las maravillas de Dios sigan fluyendo en nosotros, por lo menos debemos saber, estás reglas básicas, y Dios seguirá usando nuestras vidas.

Publicar un comentario