El Señor añadía casa día

LECTURA BIBLICA: Hechos 2:43-47.

2:43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles.
2:44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas;… 

VERDAD CENTRAL: Para ganar almas lo que necesitamos es conocer el método divino y tendremos victoria.

I.- LOS METODOS NUESTROS:
Primero nos cuesta mucho entender que Dios nos ha llamado para ser luz en las tinieblas, y que nuestra meta aquí en la tierra, después de haber alcanzado la salvación de nuestra alma, es ganar más almas para el reino de Cristo, y después que entendemos que tenemos que ganar almas, entonces lo hacemos a nuestra manera. Inventamos nuestros propios métodos, y esa es la razón por la cual la Iglesia de hoy, no tiene éxito en la evangelización, porque sin duda Dios ya dejó escrito en su Palabra el método divino y la forma conforme a la sabiduría para ganar las almas. Pero debemos entender y atesorar en nuestro corazón, que el deseo de Dios es que las almas sean alcanzadas.

II.- EL METODO DE DIOS:

Al final de estos versos, dice: Y el Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos. La gran pregunta del millón de Dólares es: ¿Cómo?:

1.- ALABANDO A DIOS: Verso 47, Nuestra mejor ofrenda y sacrificio que le podemos dar a Dios, es nuestra alabanza, y todos los que están alrededor nuestro, deben saber que somos una Iglesia, que alabamos a Dios, no a escondidas, ni con temor ni con vergüenza, sino que públicamente, delante de todos los hombres y delante de los demonios, los demonios también deben saber que alabamos a Dios, y en una Iglesia donde se alaba a Dios, los demonios no pueden estar, porque no resisten la presencia de Dios, porque Dios se manifiesta en la alabanza de su pueblo. Este es el Primer paso, que las personas que saben que venimos a la Iglesia, deben saber también

que la razón por la que venimos aquí es para alabar el nombre de Dios, y cuando ellos sepan la razón, también sentirán el deseo de alabarle. Porque muchas personas todavía se preguntan: y a que van a la Iglesia, algunos piensan que vinimos hacer ritos, otros piensan que aquí se viene a buscar esposa, o a buscar ayuda o a ver que transa se hace, pero debemos estar Claros, que aquí vinimos por dos cosas importantes: A escuchar su Santa Palabra y Alabar su nombre.

2.- EN EL TEMPLO Y EN LAS CASAS. Verso 46. Esta alabanza a Dios, debe hacerse en el templo y en las casas, en el templo donde hacemos las concentraciones masivas, donde en aquel tiempo predicaban los Apóstoles y las reuniones de Células en las casas donde predican los líderes, por eso vemos que las células son el método de Dios, nuestra alabanza a Dios debe ser con todo nuestro corazón en esos lugares donde Dios permite que nos reunamos y que los hombres vean como adoramos al Señor.

3.- TENIENDO EN COMUN TODAS LAS COSAS:
Verso 44, dice que tenían en común todas las cosas:
  Que es compartido por dos o más personas o cosas.

O sea que nadie se preocupaba por las cosas materiales, para ellos lo más importante era estar bien con Dios, y las demás cosas vendrían por añadidura. Pero lamentablemente hoy, la gente se ha materializado, y la Iglesia no se ha quedado atrás, muchos que se dicen ser Cristianos, les preocupa más las cosas materiales que estar bien con Dios, les preocupan más las cosas materiales que las almas perdidas, ya son muy pocos los que verdaderamente están interesados por ganar a alguno para Cristo, esto está pasando en todas las Iglesias, por eso las Iglesias tienen años de existir y su membresía no pasa del mismo número, que vergüenza que siendo tantos no podamos ganar, ni siquiera unos diez para Cristo, en nuestros reportes que damos en esta Iglesia dice: 700 Hermanos y 100 invitados, quiere decir que entre siete llevaron 1, y debería ser al contrario, 1 debería llevar a 7, pero como estamos tan materializados, que apenas llegamos nosotros. Y otras iglesias están peor, que en sus reuniones donde se reúnen 60 no hay ni siquiera un invitado. Y esa es la razón por la cual no estamos haciendo la obra de Dios, si verdaderamente queremos cumplir lo que la Palabra de Dios manda, creo que vamos a tener que arrancar de nuestro corazón el materialismo y poner las cosas de Dios en primer lugar.

4.- MARAVILLAS Y SEÑALES:
Verso 43, dice que en la Iglesia primitiva había maravillas y señales, porque cuando Dios ve el entusiasmo de su pueblo, también Él se manifiesta haciendo maravillas y Señales, pero como se manifestará Dios, en un pueblo, materializado, perezoso en cuanto a la oración, porque este pueblo también era de oración, y cuando hay oración, habrá milagros y maravillas.

Por otro lado también ya no hay maravillas y señales, porque los hombres quieren esto para su propia gloria y para su propia propaganda, porque cuando Cristo hacía un milagro, le decía a la persona: “Mira no lo digas a nadie”.

Mateo 8:4: Entonces Jesús le dijo: Mira, NO LO DIGAS a nadie; sino ve, muéstrate al sacerdote, y presenta la ofrenda que ordenó Moisés, para testimonio a ellos.

Pero nosotros queremos que todo mundo lo sepa, para que nos alaben y nos admiren, y a ver que beneficio material sacamos de un milagro, por eso Dios ha hecho silencio, porque Él no comparte su gloria con nadie y menos con nosotros.

Pero si verdaderamente le vamos a dar la honra y la Gloria a Él, seguro que Dios comenzara a manifestar, con señales y maravillas en nuestra Iglesia, y esa será la manera como las almas vendrán a Cristo, porque entenderán que verdaderamente Dios está en medio de nosotros. Y entonces las almas comenzarán añadirse a esta Iglesia.

Bajo el método de Dios.

CONCLUSIÓN:
Todo lo que tú, quieras hacer para ganar almas para Cristo, hazlo, pero recuerda que este es el método de Dios, y si estamos en el método de Dios, sin duda que cumpliremos el llamado que Él nos ha hecho, el llamado de ganar almas para Cristo, y llevarlos a la vida eterna.

Publicar un comentario